Salud

EL AJO Y LA MIEL EN AYUNAS: UNA COMBINACIÓN PODEROSA PARA TU SALUD

Consumir ajo y miel puede tener varios beneficios. En este artículo le informaremos qué propiedades nos traen tanto ajo como miel y por qué pueden tener un impacto positivo en nuestra salud si los tomamos con el estómago vacío. El ajo es uno de los ingredientes naturales utilizados en la cocina de nuestro hogar, su fuerte sabor se combina con otros condimentos para dar sabor a nuestro alimento diario. Sin embargo, más allá de ser un gran aliado en la cocina, este alimento ha sido valorado desde la antigüedad como uno de los mejores remedios para aliviar varias dolencias como se indica en este estudio.

La mayoría de sus virtudes se atribuyen a su contribución de alicina, un compuesto activo que favorece el control del colesterol alto, la presión sanguínea y otras afecciones del sistema cardiovascular
Ingredientes
▪ 1 taza de miel de abeja (335 g).
▪ 10 dientes de ajo.
▪ 1 tarro de cristal con tapa.

Procedimiento:

Pela los dientes de ajo y córtalos en láminas o trozos.
Coloca los trozos de ajo en un frasco de vidrio limpio y seco.
Vierte la miel sobre los dientes de ajo, asegurándote de cubrirlos por completo.
Tapa el frasco herméticamente y agita suavemente para asegurar que la miel se distribuya uniformemente.
Guarda el frasco en un lugar fresco y oscuro durante una semana para permitir que los sabores se mezclen y se intensifiquen.
Una vez listo, puedes comenzar a disfrutar de esta poderosa mezcla todas las mañanas con el estómago vacío. Se recomienda especialmente en casos de gripe, tos, resfriados y problemas respiratorios. Aunque su eficacia para combatir bacterias no está científicamente demostrada, la textura suave de la miel puede proporcionar alivio a la garganta irritada y mejorar el malestar general. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este remedio no debe reemplazar el tratamiento médico recetado y se debe consumir con moderación para evitar un exceso de calorías.