Salud

TÉ DE CÁSCARA DE LIMÓN: ¿CÓMO SE PREPARA?

La próxima vez que utilices limones, ¡no tires la cáscara!
Los beneficios del limón para la salud, son muchos. Ayuda a prevenir y a mejorar los estados gripales, debido a su alto contenido en vitamina C y es un excelente depurador, ya que estimula el hígado y facilita la eliminación de grasas.
Habitualmente usamos el jugo, sin tener en cuenta que la cáscara, tiene muchos nutrientes, además de propiedades curativas. ¿Sabías que la cáscara contiene de 5 a 10 veces más vitaminas que su jugo?

Conozcamos otros beneficios de la cáscara de limón.
Gracias a sus aceites esenciales (citronela, fenantreno, vitamina C, ácido cítrico, ácido málico, pectinas…) las cáscaras de limón actúan como poderosos eliminadores de toxinas y, en consecuencia, tiene un efecto rejuvenecedor.
Combate la inflamación abdominal, ayudando a eliminar los gases intestinales.
Ayuda a limpiar el hígado por sus efectos desintoxicantes, que estimulan la eliminación de sustancias nocivas.
Ayuda a la digestión y previene los problemas de constipación.
Las altas concentraciones de vitamina C, fortalecen el sistema inmunitario. De esta manera, previene las infecciones, la gripe, los resfríos y los problemas respiratorios.
Ayuda a reducir la presión arterial.
Calma los nervios.
Tiene propiedades antisépticas.
Elimina el exceso de grasa de la piel, gracias a sus propiedades astringentes.
Un té para adelgazar.
Una de las mejores formas de incorporar los beneficios de la cáscara de limón, es a través del té o las infusiones. Es un excelente remedio para los malestares estomacales y para depurar el organismo. ¡Y una alternativa sana y natural para eliminar grasas!

¿Cómo prepararlo?
Vamos a reunir los siguientes ingredientes:

1 litro de agua.
Cáscara de 2 limones.
Jugo de 1 limón.
Miel de abeja.