Salud

SI TE DUELE EL TALON

El tendón de Aquiles conecta los músculos de la pantorrilla con el calcáneo (hueso del talón). Juntos ayudan a levantar el talón del suelo cuando usted se para en las puntas de los pies. Usted utiliza estos músculos y el tendón de Aquiles cuando camina, corre y salta.

En la mayoría de los casos, el dolor de talón se debe a un uso excesivo del pie. Rara vez es provocado por una lesión. La tendinitis debida al uso excesivo es más común entre los jóvenes. Puede suceder en marchistas, corredores u otros atletas.

La tendinitis a causa de la artritis es más común en personas de mediana edad y adultos mayores. Se puede formar un espolón o crecimiento óseo en la parte trasera del calcáneo. Esto puede irritar el tendón de Aquiles y causa dolor e hinchazón.

Este dolor puede indicar una fascitis plantar o un espolón calcáneo. El calcáneo, o hueso del talón es el mayor de los 26 huesos del pie. El talón da soporte a nuestro organismo. El calcáneo está expuesto a tensiones que pueden afectar a su integridad y a la estabilidad del pie.

Siga estos pasos para aliviar los síntomas y ayudar a que su lesión sane:
-Aplique hielo sobre el tendón de Aquiles por 15 a 20 minutos, de 2 a 3 veces al día. Utilice una compresa de hielo envuelta en un trapo. NO aplique hielo directamente sobre la piel.

-Tome analgésicos, como ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil o Motrin) o naproxeno (Aleve, Naprosyn) para reducir la inflamación y el dolor.

-Si su proveedor de atención médica lo recomienda, use una bota para caminar o cuñas para el talón.