...

Te de clavo de olor

El uso más popular del clavo de olor es como especie en el mundo de las cocinas, gracias a su potente olor y sabor, se utiliza como una hierba aromática para condimentar toda clase de platillos. Además es parte de los ingredientes para preparar diferentes bebidas orientales, como el te chai. Más allá de la gastronomía el clavo ha sido utilizado como remedio natural para diferentes malestares, gracias a sus grandes propiedades y aquí te decimos cuáles son.

Ingredientes

5 clavos de olor
1 vaso de agua (200 ml)
preparación

Primero, pon a hervir un vaso de agua.
Cuando alcance su punto de ebullición, agrégale los clavos de dolor.
Retira la bebida del fuego y déjala reposar alrededor de 10 minutos.
Pasado este tiempo, fíltrala con un colador y consúmela.

Tómalo hasta 2 veces al día durante 3 días seguidos.
Remedio para la garganta irritada
Las propiedades antimicrobianas del clavo de olor pueden ayudar a eliminar los microorganismos que inciden en la irritación de la garganta. Si bien no debe consumirse por sí solo, es efectivo cuando se mezcla con otros ingredientes saludables.

Ingredientes

1 cucharadita de clavos de olor molidos (5 g)
1 cucharada de rábano puro (15 g)
Miel de abeja (15 g)
agua tibia (200 ml)

preparación

Combina todos los ingredientes y viértelos en un vaso de agua tibia.
Una vez obtengas la preparación, realiza gárgaras durante 2 o 3 minutos.
Repite el remedio todos los días hasta experimentar una mejoría.